09 nov. 20

Susie Wolff: “No pienso en la cuestión de género, pienso en el rendimiento”

Susie Wolff, jefa del equipo Rokit Venturi Racing de la ABB FIA Fórmula E, mantiene intacta su pasión por el deporte motor y trabaja incansablemente por la igualdad de género pero también por subir a lo más alto del podio.

La británica Susie Wolff es una de las mujeres más destacadas en el deporte motor, habiendo sido piloto de desarrollo del equipo Williams de Fórmula 1, con el cual participó en cuatro entrenamientos oficiales entre 2014 y 2015 antes de haber pasado Fórmula Renault, la Fórmula 3 Británica y el Campeonato Alemán de Autos de Turismo (DTM).

Una vez que dejó de competir, Wolff buscó nuevos desafíos y se convirtió en jefa del equipo Rokit Venturi Racing de la ABB FIA Fórmula E, un rol en el cual ya se ha dado el gusto de ganar en la serie de monoplazas eléctricos de la mano de Edoardo Mortara en el E-Prix de Hong Kong de 2019.

La pregunta sobre cómo se siente trabajar en un mundo de hombres es habitual para Wolff, pero ella tiene muy en claro qué responder: “Yo digo que es un mundo de hombres, pero también es mi mundo. Empecé a correr a los 8 años, nunca conocí otra cosa y a veces me cuesta ver objetivamente. Porque estoy aquí desde muy joven, pero me encanta este deporte”, explicó.

“Estoy aquí porque tengo una gran pasión por las carreras y soy una persona muy competitiva. Cuando terminé mi carrera como piloto, estaba bastante segura de que seguiría trabajando en el automovilismo, porque había hecho todo lo posible como piloto y debido a la situación de mi familia, es posible tener a dos personas trabajando en las carreras. Luego surgió esta oportunidad con Gildo (Pastor) y Venturi y fue el desafío perfecto para mí. Amo lo que hago, aunque a veces es un gran desafío. Pero no pienso en la cuestión de género, pienso en el rendimiento”.

Con tantos años dentro del deporte motor, Wolff está convencida de que ha habido muchos avances para las mujeres dentro del ambiente pero no se conforma y quiere aportar su experiencia para ayudar a las futuras generaciones de mujeres que buscan desarrollarse en el automovilismo.

“Creo que desde que estaba compitiendo, nos movimos en la dirección correcta y a través de mi Fundación, que ahora está junto con el proyecto FIA Girls on Track, quiero hacer la diferencia para las próxima generaciones, quiero que lo tengan un poco más fácil que yo. Quiero que se inspiren en los casos de éxito en este deporte”. 

“No todas estamos frente a la cámara, hay muchas mujeres fantásticas detrás de escena que son las mejores en lo que hacen. Y aquí importa sobretodo el rendimiento, tienes que ser buena en lo que haces. Se trata de inspirar a la próxima generación de mujeres para que se den cuenta de que aquí hay una oportunidad accesible y necesitamos tener más mujeres en este mundo, es muy necesario”, indicó.

Consultada por cómo se desarrolla con el cuidado del medioambiente, un factor clave en el mensaje que la Fórmula E lleva alrededor del mundo, Wolff comentó: “Ciertamente me he vuelto mucho más consciente del mundo en el que vivimos y de lo que estamos haciendo para protegerlo. Esa es parte de la razón por la que me siento convocada por la historia de la Fórmula E, porque estamos promoviendo el motor eléctrico. Una revolución que debería mejorar la calidad del aire en los centros de las ciudades”. 

“Pero es un proyecto a largo plazo. Esto no pasa de la noche a la mañana. Pero también son las elecciones diarias, o tomas una botella de plástico o haces el esfuerzo de tener una botella de vidrio en tu bolso. Y hay una idea que realmente me resonó hace unos años, ¿qué diferencia hace una botella de plástico? ¡Salva a 9 mil millones de personas! Creo que se trata de que todos hagamos esa pequeña diferencia. Haciendo lo que podemos, porque es necesario. La próxima generación puede hacerse cargo de nuestros errores y tiene que tratar de corregirlos. Es algo que me apasiona cada vez más”, explicó.