02 ene. 20

VIAJE POR CARRETERA: Desde Múnich hasta Berlín a bordo del Taycan Turbo S de Porsche que cambiará el juego

Siguiendo los pasos de sus rivales alemanes del ABB FIA Formula E Championship, Mercedes-Benz, Audi y BMW, el maestro del automovilismo Porsche se une a la larga lista de fabricantes que traducen sus aprendizajes en la pista en los automóviles de producción. Con el Taycan totalmente eléctrico como el último VE que se agregó a la grilla de la Formula E y que saldrá a las carreteras, nos embarcamos en un viaje de 850 km a través de Alemania para ponerlo a prueba. Desde los cruces de montaña boscosos de Baviera hasta las velocidades sin límite de la Autobahn, esto es lo que hicimos a bordo del nuevo competidor totalmente eléctrico de Porsche.  

2019 fue un gran año para Alemania. No solo marcó tres décadas desde la caída del Muro de Berlín, sino que también fue el año en que una de las potencias automotrices del país lanzó por primera vez un automóvil totalmente eléctrico: el Porsche Taycan. Con todo eso, parecía un tributo apropiado para ambas ocasiones en que sacamos al nuevo Taycan Turbo S del centro de fabricación de automóviles de Alemania en Múnich, con el fin de recorrer el camino hasta la histórica capital de Berlín, a 850 km (528 millas). 

Al llegar a Múnich en una mañana brumosa, nos encontramos con nuestro Taycan en las afueras de la ciudad, a un paso de uno de los rivales del automovilismo más tradicionales de Porsche, la sede de Audi en Ingolstadt. Con una historia en la Formula E que se remonta a la primera carrera en 2014, la experiencia de Audi en las carreras eléctricas supera ampliamente la de Porsche. Pero, después de lanzar su equipo completo de carreras a fines de 2019, el fabricante de automóviles deportivos de Stuttgart espera continuar su largo período de éxito en el automovilismo ahora en la serie de carreras callejeras.    

Tras pasar rápidamente por la entrada casi en silencio, el Taycan Turbo S de 568 kW (750 bhp) recorre los serpenteantes caminos para llegar a la ciudad medieval de Ratisbona. Equipado con 93,4 kWh, una batería de iones de litio de 800 voltios, que envía 198 kW (262 bhp) al tren delantero y 340 kW (449 bhp) al motor trasero, el Turbo S es el Porsche totalmente eléctrico más potente en el mercado. La bestia, que parece una nave espacial, alcanzará 100 km/h (60 mph) en unos asombrosos 2,8 segundos y una velocidad máxima de 260 km/h (161 mph). Para poner esas estadísticas en perspectiva, eso representa 100 km más rápido que muchos superdeportivos de color rojo italianos que tienen un caballo en el capó. Solo para referencia.


Fuera de Ratisbona, nos detenemos en un nuevo punto de carga de Ionity para realizar una carga rápida, tomar un café expreso y, por supuesto, comer un strudel de manzana. Después de todo, estamos en Alemania. Desarrollada como una empresa conjunta entre BMW, la empresa matriz de Mercedes, Daimler, Ford y el Grupo Volkswagen con Audi y Porsche, Ionity se propuso instalar una red de carga de alta potencia para vehículos eléctricos en las principales autopistas de Europa. En el momento en que nos conectamos, ya se habían instalado más de 150 puntos de carga rápida (350 kW) en toda Europa. Con un alcance de alrededor de 400 km (256 millas), el Turbo S puede recorrer cómodamente la mayoría de las distancias largas, pero detenerse en una estación de carga rápida es una forma segura de llegar a nuestra parada nocturna en Hof con mucha batería.

Después de cargar del 20 al 80 % en solo 20 minutos, nos dirigimos otra vez hacia el norte para llegar a Núremberg. Como faltan poco menos de 200 km (124 millas) para nuestra parada nocturna, tenemos tiempo para detenernos a apreciar la cabina meticulosamente diseñada del Taycan. Además del ajuste y acabado interior perfectos, hay una escasa selección de controles de manejo tradicionales y más pantallas que el Millennium Falcon. Incluso el acompañante delantero tiene una pantalla táctil a la altura del pecho, lo que le permite tomar el control de la navegación, buscar un punto de carga o simplemente ver una película. Tú decides, solo recuerda que el conductor debe mantener los ojos en las otras tres pantallas, una de las cuales, afortunadamente, es la bitácora curvada de instrumentos digitales. 

Al salir de nuestra parada nocturna en Hof a la mañana siguiente, nos subimos a la carretera para el último día, en dirección norte hacia el familiar territorio de la Formula E en Berlín. Con 505 km (314 millas) restantes en el reloj, la ruta nos lleva alrededor de los Montes Metálicos de Sajonia, en la frontera de República Checa, a través de caminos en zigzag y bosques frondosos. Disfrutar de los antiguos alrededores desde la cabina de uno de los automóviles más avanzados del planeta es una experiencia única. Formadas hace más de 542 millones de años, las Montañas Ore y el campo circundante forman un entorno de prueba espectacular para el Taycan, con curvas y calles estrechas que ponen a prueba el manejo del Porsche. 

Ahora, de vuelta en el circuito turístico, un par de horas navegando en la autopista casi en silencio nos llevan al emblemático aeropuerto de Tempelhof de Berlín, el hogar del famoso E-Prix de Berlín y el futuro campo de batalla para la primera carrera de Formula E de Porsche en su tierra natal el 21 de junio. Con nuestra aventura totalmente eléctrica llegando a su fin, hay tiempo para reflexionar sobre los cientos de kilómetros completados al volante de la última creación de Porsche. 

Este automóvil, que ha estado en boca de todos desde su presentación en 2015, llamado más tarde Mission E, cumplió bastante las expectativas. Si bien parece salido de una película de ciencia ficción y suena como una nave espacial, lo más importante es que se comporta como un Porsche. Con la batería montada en la parte inferior, el centro de gravedad del Taycan es más bajo que el querido 911 de la marca. Quizás el único error es el alcance de 400 km (256 millas), que todavía no será suficiente para algunos conductores de larga distancia, pero satisfará a la gran mayoría de los conductores de todos los días. Con la incorporación de más VE al mercado cada día y con la evolución de los automóviles que funcionan a batería a un ritmo más rápido que sus homólogos de combustión, el Taycan es uno de los vehículos eléctricos más refinado y de mayor rendimiento en el mercado. Con Porsche ya comprometido con un futuro eléctrico y un escuadrón en la Formula E completo de fábrica listo para poner a prueba la última tecnología, el Taycan del futuro parece ser aún más revolucionario de lo que ya es.

Descubre todo sobre el último equipo de la Formula E