27 feb. 20

Una temporada de alto voltaje

El campeonato está muy peleado con siete pilotos en 19 puntos. En Marrakesh hay promesa de otra gran carrera.

La Fórmula E atraviesa una temporada muy competitiva, tal vez la más peleada en sus seis campeonatos. El neozelandés Mitch Evans del Panasonic Jaguar Racing lidera las posiciones, pero no está tranquilo ya que su ventaja es mínima sobre su principal perseguidor, el inglés Alexander Sims del BMW i Andretti Motorsport. 

Detrás de los dos primeros hay varios con posibilidades de superarlos este fin de semana, donde podría haber un quinto ganador diferente en la misma cantidad de carreras. Esto por la lucha abierta que se viene dando.   

El presente calendario se inicio en Arabia Saudita donde hicieron su estreno con equipos oficiales Porsche y Mercedes. Esto permitió que su parque sea de 24 autos, cuatro más que la temporada anterior. Fue una fecha doble donde ganaron los ingleses Sam Bird del Envision Virgin Racing y el mismo Sims. 

En la primera competencia del Diriyah ePrix, Bird partió desde la quinta posición. Perdió un lugar en el comienzo, aunque no bajó los brazos. Adelantó primero al belga Jerome D’Ambrosio del Mahindra Racing. Luego hizo lo propio con el suizo Edoardo Mortara, del Rokit Venturi Racing. Después fue el turno del alemán André Lotterer del TAG Heuer Porsche Formula E Team. Más tarde superó al dúo del Mercedes-Benz EQ Formula E Tea, el belga Stoffel Vandoorne y el holandés Nyck de Vries. Su última víctima fue su compatriota Sims para poder capitalizar el liderazgo y terminar ganando delante de Lotterer y Vandoorne.   

En la segunda prueba saudí, Sims se reivindicó y alcanzó su primera victoria en la categoría. Largó primero luego de marcar el mejor tiempo clasificatorio y se impuso de punta a punta. Superó al brasileño Lucas di Grassi del Audi Sport ABT Schaeffler Formula E Team y a Vandoorne.   

Luego llegó la excursión por Latinoamérica. Primero en el Cono Sur con el Santiago ePrix de Chile donde se impuso el alemán Maximilian Günther del BMW i Andretti Motorsport luego de una gran lucha con el portugués António Félix da Costa del DS Techeetah. Fue una definición apasionante con roces incluidos. El podio lo completó Evans quien seguía sumando puntos gordos para el campeonato.  

Mientras que en el Mexico City ePrix, Lotterer partió desde la pole postions, pero Evans lo superó a metros del inicio. Pudo mantener el mando y terminó festejando su triunfo y la punta del torneo. Suma 47 puntos. Aunque a solo uno se ubica Sims.

En cinco carreras solo una vez el autor de la pole positions terminó ganando que fue el caso de Sims en la segunda competencia en Arabia Saudita. Esto refuta una máxima del automovilismo que para ganar en un circuito callejero un 95 por ciento se decide en la clasificación (hay que excluir al Autódromo Hermanos Rodríguez, aunque se trate de un trazado de apenas 2.093 metros)  

La clave de por qué hay buenas carreras y un campeonato tan disputado es por lo difíciles que son de conducir los actuales autos de la Fórmula E. Son inestables, tienen poco grip y estas variantes exigen al máximo a los corredores. Por eso este fin de semana en Marrakesh también hay promesa de otra gran carrera. Esa puede ser una de las certezas. Lo que no se sabe o no se puede anticipar es quién puede llegar a ganar.