29 ene. 20

Por qué Da Costa perdió el triunfo en Santiago de Chile

Antonio Felix da Costa tenía el auto más veloz en la parte final del E-Prix de Santiago de Chile, pero debió levantar la marcha sobre el cierre y se vio adelantado por Maximilian Gunther, quien terminó quedándose con el triunfo.

Luego de clasificar en la décima posición seguramente Da Costa no era uno de los candidatos naturales a la victoria en la visita de la ABB FIA Formula E al Parque O’Higgins, pero gracias a un gran ritmo en su monoplaza del equipo DS Techeetah, el portugués protagonizó una buena recuperación para ponerse en la contienda por el triunfo.

Así fue como al minuto 37 de carrera logró superar a Gunther, del equipo BMW i Andretti Motorsport, con una maniobra con contacto incluido en la décima curva del circuito, con lo que avisaba que podría encaminarse a su tercera victoria en la categoría de los autos eléctricos.

Sin embargo, rápidamente su equipo le advirtió que tenía que prestar mucha atención a la temperatura de la batería, algo que eventualmente lo llevó a levantar el pie del acelerador en la última vuelta, viéndose adelantado por Gunther.

"Creo que me estaban dando información incompleta o ligeramente errónea porque me decían que estaba bien con las temperaturas, aunque yo decía 'no creo que sea así'", dijo Da Costa.

"Y sin embargo, en el momento en que tomo el liderazgo, me dijeron: 'OK, tienes que ir más despacio'. Todo se redujo a la última vuelta, pero estos tipos [BMW] lo manejaron mejor".

Según se supo luego, el motivo por el cual desde el garaje de DS Techeetah le indicaron a Da Costa que levantara su ritmo en el giro final fue porque la temperatura de la batería estaba a punto de alcanzar el límite de los 72.6 grados, momento en el cual si eso sucede el auto se detiene por completo, y para evitar eso –y perder todo- el equipo le indicó a su piloto que ceda la victoria y se conforme con la segunda posición.

De regreso a Europa, DS Techeetah tenía previsto analizar en profundidad por qué la temperatura de la batería llegó a niveles tan riesgosos para evitar que no se repita esta situación cuando la Fórmula E visite el Autódromo Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México el 15 de febrero próximo.