21 nov. 19

Lucas Di Grassi dice que la llegada de Mercedes y Porsche eleva el nivel de Fórmula E

Lucas Di Grassi, el piloto oficial de Fórmula E de Audi, señala que la temporada eléctrica 2019/20 será más dura que las anteriores después de la incorporación de dos gigantes de carreras como Mercedes y Porsche.

La Fórmula E pone en marcha su sexta temporada este 22 y 23 de noviembre en un circuito urbano en Ad Diriyah, Arabia Saudita, un evento que contará con dos competencias, una el viernes y la otra el sábado.

Di Grassi, quien logró el título en el campeonato 2016/17 y terminó cada temporada entre los tres primeros, espera ser nuevamente uno de los grandes protagonistas.

“Es muy importante destacar que desde la primera temporada hemos estado entre los tres primeros, siempre hemos luchado por el título. E intentaremos hacer lo mismo este año. Obviamente el objetivo es ganar el título, tanto el de constructores como el de pilotos pero tendremos que trabajar mucho más que la temporada pasada, ser mucho más consistentes porque la cantidad de pilotos y fabricantes que ahora tenemos en la Fórmula E han elevado mucho más el nivel”.

Los fabricantes a los que se refiere el piloto brasileño son Mercedes y Porsche, nada menos, que prometen llevar al siguiente nivel la batalla con las potencias que desde hace unos años ya compiten en la Fórmula E.

De todos modos, Di Grassi advierte que no será fácil para los recién llegados lograr la competitividad necesaria que les permita ganar carreras.

“Con la llegada de Mercedes y Porsche se eleva el nivel del campeonato, se vuelve más competitivo, son marcas muy importantes en el automovilismo. Pero el campeonato es muy difícil, vemos marcas sólidas pero con dificultad para ganar carreras, la experiencia es muy importante. Por lo tanto también es difícil decir cuánto se desempeñarán ahora en el primer año”, expresó.

Por otro lado, Di Grassi también se refirió a la posibilidad de que finalmente Brasil se incorpore al calendario de la Fórmula E, algo por lo cual el piloto paulista ha estado trabajando fuerte desde hace un tiempo.

“Creo que hoy tenemos entre un 20 y 30% de tener una carrera en Brasil en el corto plazo. No es una probabilidad muy alta pero no es imposible. Esperemos que sí, yo estoy trabajando detrás de escena para tratar de ayudar a tener esta carrera y haré todo lo posible para lograrlo”, finalizó.