26 feb. 21

Nyck de Vries storms to maiden win Formula E's first night race; the season-opening 2021 Diriyah E-Prix 

Nyck de Vries strode to victory in Formula E's first ever night race, and the series' opening race as an FIA World Championship, as the Mercedes-EQ driver completed a clean sweep; topping every session in Round 1 on his way to a maiden Formula E win.

Nyck de Vries, de Mercedes-EQ, consiguió su primera victoria en la Formula E en la ronda de apertura de la temporada 7. En la noche de Diriyah, el piloto holandés superó a Edo Mortara (ROKiT Venturi Racing), por casi cuatro segundos, y a Mitch Evans (Jaguar Racing) en la primera carrera de la serie con el título de Campeonato Mundial de la FIA.

La victoria de De Vries fue impecable. El holandés pudo manejar las entradas del automóvil de seguridad, así como la presión de los pilotos que iban detrás, y logró una ventaja de cuatro segundos sobre el resto del pelotón.

De Vries tuvo una buena salida al evitar los adelantamientos de Wehrlein y Rast. El piloto de Audi le robó el segundo lugar a su compatriota en la curva 1 y la mala largada del hombre de Porsche le permitió al líder adelantarse unos 1,2 segundos cuando terminó la primera vuelta.

En la delantera, De Vries lideraba a Wehrlein, y Rast, Mortara, Evans y Alex Lynn (Mahindra Racing) completaban los primeros seis, mientras el nuevo piloto de Jaguar, Sam Bird, demostró su experiencia al sobrepasar a Maximilian Guenther (BMW i Andretti Motorsport) en la chicana para quedar en séptimo lugar.

Rast tuvo un desempeño picante en el Audi desde el principio presionando a Wehrlein, que iba en segundo lugar delante de él. De Vries respondió a la presión liderando el ritmo de la carrera, aunque, para mantener esa diferencia de un segundo, tuvo que consumir en exceso la energía.

La batalla entre Evans (en quinto lugar), Lynn (sexto), Bird (séptimo) y Guenther (octavo) parecía feroz. El cuarteto corría con una diferencia de 1,5 segundos entre sí. Bird pudo recuperar posiciones con su Mahindra al pasar a su compañero de equipo en la vuelta 8.

Casi llegando a la media hora, el ingeniero de Rast autorizó al alemán a atacar a Wehrlein para conseguir el segundo lugar. Con un movimiento típico, el campeón de DTM superó por afuera al Porsche en la chicana. Wehrlein hizo uso del MODO ATAQUE inmediatamente como respuesta. De Vries ya lo había activado y corría adelante con los 35 kW de potencia adicional.

Rast persiguió de cerca a De Vries, a pesar de que el Mercedes-EQ corría con el MODO ATAQUE, y el piloto de Audi decidió hacer uso de la potencia total de 235 kW en la vuelta 14. Mortara también hizo uso de toda su potencia y, desde su posición en quinto lugar, superó a Wehrlein y Evans en la chicana para quedar tercero en una maniobra increíble.

En la vuelta 16, Bird y Lynn se chocaron de frente mientras se disputaban el sexto lugar y el Mahindra quedó en muy mal estado. El BMW i Safety Car entró a la pista para neutralizar la carrera cuando faltaba la mitad del tiempo. De Vries, Rast, Mortara, Evans, Wehrlein, Guenther, Oliver Rowland (Nissan e.dams), Andre Lotterer (Porsche), Alexander Sims (Mahindra Racing) y Lucas di Grassi (Audi Sport ABT Schaeffler) completaban los diez primeros lugares.

La carrera se reanudó cuando faltaban 15 minutos más una vuelta para el final y De Vries inmediatamente volvió a liderar al conseguir una ventaja de 1,7 segundos.

Guenther tuvo una mala salida en la curva 2 y el BMW tocó la pared. El automóvil de seguridad volvió a ingresar cuando faltaban 12 minutos y una vuelta para el final. De Vries acababa de activar su segundo MODO ATAQUE, con Rast y Evans a sus espaldas, lo que le permitió a Mortara robarse el segundo lugar. Lo importante fue que la dupla ya había usado por segunda y última vez el MODO ATAQUE mientras estaba el automóvil de seguridad en la pista.

Faltaban cinco minutos y una vuelta para el final y De Vries lideraba el pelotón, seguido por Mortara, Rast, Evans, Wehrlein, Sims, Rowland, di Grassi, Vandoorne y el piloto de NIO 333, Oliver Turvey (el británico logró avanzar varios lugares en la carrera de apertura).

Rast pudo recuperar su posición en la pista cuando Mortara se desvió en la chicana para activar por segunda vez el MODO ATAQUE, pero tendría que luchar con el Venturi que correría con los 35 kW adicionales encima del Audi hasta que flameara la bandera a cuadros. Rast no pudo contenerlo y el suizo superó al Audi en la larga recta para recuperar el segundo lugar. Mitch Evans realizó la misma maniobra una vuelta más tarde para quedar en el tercer puesto.

La victoria de De Vries fue tranquila e incluso 'fría' cuando cruzó la línea con ventaja de sobra. Mortara lo siguió en un increíble segundo lugar y Evans en tercer lugar, a pesar de todas las maniobras de Rast para pasarlo. Wehrlein quedó quinto y Rowland, gracias a un movimiento en la última vuelta, le robó el sexto lugar a Sims. Completaron los diez mejores lugares Vandoorne, Di Grassi y Turvey (que consiguió un punto para NIO y rompió la mala racha sin puntos del equipo durante la temporada 6). Mientras tanto, Rast se quedó con un punto extra porque registró la vuelta más rápida patrocinada por TAG Heuer.

«Todavía estoy bastante tranquilo, no sé por qué. Tendría que estar volando», dijo De Vries cuando bajó del automóvil. «Esta es mi primera victoria en la Formula E», continuó. «Estoy muy contento con todo hasta ahora y es muy satisfactorio trasladar eso a la carrera porque no fue fácil con tantas entradas del automóvil de seguridad y el ritmo impredecible al principio de la carrera. Tuvimos mucha comunicación y estoy muy contento con mi primera victoria.

»Consumimos la energía por momentos de más y por momentos de menos. Me dijeron que Rast tenía un 1 % más, pero el equipo me transmitió tranquilidad y llegamos bien. Suena a cliché, pero lo cierto es que estoy muy agradecido con el equipo por el arduo trabajo que hizo».

«Soy papá y tengo 34 años», agregó Mortara. «Cuando estoy en el automóvil y hago estos movimientos, mi corazón se detiene. Wehrlein se corrió a último momento, así que tuve que ir por la izquierda porque me sorprendió. Fue el momento clave de la carrera y estaba muy feliz de sobrevivir al caos y terminar segundo. Es emocionante. Mercedes aprendió mucho de su primer año y nos estamos beneficiando del trabajo que hizo en el invierno y seguiremos luchando».

«Fue un día de locos», dijo Evans. «La clasificación estuvo bien y la Super Pole fue un cambio inesperado que nos puso en una mejor posición. Las entradas del automóvil de seguridad no nos ayudaron porque el tiempo se acababa, así que las cosas se volvieron estresantes, pero fue un increíble final para nosotros. Hicimos un gran trabajo detrás de escena y se siente muy bien. Fue un final difícil en cuanto a la administración de energía porque Rene (Rast) me perseguía, pero lo logré».

El segundo evento de carreras callejeras eléctricas de la temporada 2020/21 de la Formula E regresa mañana con la ronda 2 para mostrarnos más acción en la oscuridad en el circuito callejero de Riyadh en Diriyah.

Consulta la clasificación completa y todos los detalles de la doble carrera del E-Prix de Diriyah en el centro en vivo.