28 sep. 20

Los nuevos ganadores de la Fórmula E: Oliver Rowland

Oliver Rowland anotó su nombre como el 16° ganador en la historia de la ABB FIA Fórmula E cuando se impuso en la quinta de las seis carreras disputadas en agosto pasado en Berlín.

El piloto británico había tenido un temprano debut en la serie de autos eléctricos en diciembre de 2015 en Punta del Este, cuando fue convocado por Mahindra para reemplazar a un lesionado Nick Heidfeld, llegando como flamante campeón aquel año de la Fórmula Renault 3.5.

Luego de esa solitaria experiencia Rowland se centró en la GP2 Series y fue piloto de desarrollo de los equipos Renault y Williams de Fórmula 1 previo a recibir finalmente el llamado de Nissan e.dams para sumarse al equipo para el campeonato 2018/19 y ser compañero de Sébastien Buemi, justamente el ganador de aquella carrera en Uruguay en que Rowland debutó en Fórmula E.

La primera temporada completa de Rowland en la categoría lo vio obtener dos podios (segundo en Sanya y Mónaco) y dos poles en su camino a ser décimo en el campeonato y ser el mejor debutante del certamen. Nada mal, sin dudas.

Rowland había alcanzado a oler la victoria en su temporada inicial y las ganas de convertirse en ganador estuvieron desde el inicio del campeonato 2019/20, donde comenzó con dos finales en el Top 5 en las dos carreras de Ad Diriyah, pero luego las cosas no irían para su lado –ni tampoco para las del equipo, ya que Buemi tampoco logró hacer pie en la primera parte de la temporada.

En las siguientes tres carreras (Santiago de Chile, Ciudad de México y Marrakech), Rowland apenas logró un séptimo puesto como mejor resultado, por lo que cuando la Fórmula E se preparaba para reiniciar su temporada en agosto en Berlín, el británico era noveno en el campeonato, dos posiciones y tres puntos por delante de su compañero de garaje.

Ya en Tempelhof, Rowland fue de menos a más siendo 14° en la primera carrera y luego séptimo, sexto y quinto antes de finalmente vivir su gran día el 12 de agosto.

No model set

   at Glass.Mapper.Sc.GlassHtml.MakeEditable[T](Expression`1 field, Expression`1 standardOutput, T model, Object parameters, Context context, Database database, TextWriter writer)

No model set

   at Glass.Mapper.Sc.GlassHtml.MakeEditable[T](Expression`1 field, Expression`1 standardOutput, T model, Object parameters, Context context, Database database, TextWriter writer)

Ese miércoles logró la pole position aprovechando que el flamante campeón 2019/20, Antonio Félix da Costa, así como Jean-Eric Vergne, Lucas di Grassi y Buemi no marcaron vueltas rápidas al quedarse sin tiempo en la fase de grupos.

Saliendo desde la mejor posición, Rowland manejó las acciones de la carrera seguido por Robin Frijns, del equipo Envision Virgin Racing, quien lo escoltó toda la competencia hasta cruzar la meta a 1s903 del ganador.

Con este resultado, Rowland, quien hace dos días había cumplido 28 años, se convertía en el 16° piloto diferente que logra ganar en la Fórmula E y el primero desde que Maximilian Gunther ganara el E-Prix de Santiago de Chile en enero pasado.

Luego de semejante logro, Rowland había quedado segundo en el campeonato y ser subcampeón se transformó en el objetivo para la última carrera de la temporada, pero el día siguiente a la victoria resultó una pesadilla para él, debiendo iniciar último tras un error en la clasificación antes de retirarse en la competencia con problemas en su monoplaza.

El clasificador final del campeonato indica que Rowland fue quinto en la temporada 2019/20 de la Fórmula E y si bien quedó justo detrás de su más experimentado y antiguo campeón compañero de equipo, Buemi, Rowland fue el único que le dio a Nissan e.dams una victoria en el campeonato. Algo que sin dudas buscará capitalizar para la séptima temporada para afianzarse como habitual protagonista de las primeras posiciones.