Medimos y monitoreamos nuestro impacto

Evaluación del ciclo de vida del campeonato

La Evaluación del ciclo de vida (ECV) está a la vanguardia de los estudios sostenibles. Tiene una visión holística de la producción, la ejecución y el final de la vida útil del evento, y evalúa su impacto del inicio al final, o a otro inicio.

El ECV no solo calcula nuestra huella de carbono, sino que también realiza una recopilación de datos completa que incorpora el impacto en el cambio climático del campeonato, la huella hídrica, la calidad de los ecosistemas, los recursos naturales y la salud humana. Las áreas de actividad de la Formula E que se evalúan incluyen la carga, los viajes de negocios, la logística y la gestión de eventos, los viajes de los espectadores, la infraestructura y la superposición y el consumo de energía.

Para la temporada 5, planeamos ampliar nuestro alcance para incluir el desarrollo y la producción de los automóviles y las baterías.

Nuestros impactos ambientales

Continuamos monitoreando y midiendo nuestros impactos ambientales para comprender dónde podemos realizar mejoras reales en nuestras operaciones y planificación. De manera constante a lo largo de las primeras cuatro temporadas, nuestro mayor impacto en el clima proviene de las emisiones de gases de efecto invernadero debido a la carga o al transporte entre los sitios de la carrera. Otras áreas de impacto clave incluyen el viaje del personal a las carreras, especialmente de aquellos fuera de Europa, y las comidas y bebidas que se sirven en los eventos.

Para trabajar en la reducción de nuestro impacto climático, debemos optimizar mejor el calendario de carreras para realizar los envíos por barco y tren en lugar de usar el transporte aéreo. También tenemos una clara oportunidad de reducir nuestra huella de carbono al servir comidas con menos emisiones de carbono, específicamente, más opciones vegetarianas o de pollo.